Noticias

POV: Microsoft and Salesforce 2015

Introduccion

El Internet ha estado en llamas con los rumores de que Microsoft estaría potencialmente interesado en comprar Salesforce, el  gigante del software de marketing basado en la nube . El CEO Marc Benioff y sus accionistas vieron su capital fluctuar y como  los expertos plantearon los pros y los contras para Microsoft de hacer una compra tan fuerte de una empresa con una capitalización de mercado de cerca de U$S 50 billones .

Detalles e Implicancias

Salesforce ha sido uno de los más exitosos proveedores de soluciones de cloud-marketing , una categoría que ha crecido mucho y se ha vuelto muy competitiva tanto como el Internet que ha crecido en tamaño, en velocidad, en importancia para los anunciantes y los negocios. Salesforce obtuvo su éxito en 2 direcciones. Primero, la compañía  tuvo una estrategia de adquisiciones muy agresiva a partir de la cual compró empresas de tecnología de monitoreo social (Radian 6 en U$S 340 millones), soluciones de e mail marketing y marketing directo (Exact Target a U$S 2,5 billones) y hasta sistemas de management de redes sociales ( Buddy Media en U$S 689 millones). Segundo, su CEO Mark Benioff desarrolló una visión y cultura para la compañía que la transformó de un proveedor de software de automatización de ventas (Saas) a un líder en las soluciones de cloud-marketing. Benioff y su equipo trabajaron duro para reconfigurar todas estas adquisiciones y  tecnología en una plataforma integrada de soluciones de CRM, redefiniendo CRM como aquello que permite gerenciar las interacciones de los consumidores a través de las múltiples plataformas de puntos de contacto con data de tiempo real, incluyendo las ventas. Es una amplia visión , que aún no se ha alcanzado completamente. Se han hechos grandes avances pero va a llevar tiempo a la compañía para articular todas las piezas del puzzle. Pero al menos, tienen todas las piezas necesarias.

Por qué Microsoft estaría interesado en Salesforce? El nuevo CEO de Microsoft Satya Nadella, lo dejó claro desde su inicio, planteando que el futuro de Microsoft es ayudar a las empresas a gerenciar, navegar y ganar en el espacio de la nube. No es sorprendente si pensamos que antes de ser CEO, el cargo de Nadella era dirigir Microsoft Cloud and Enterprise group. Mientras Nadella ha hecho grandes movimientos para abrir el pensamiento de Microsoft  a una visión de “open-cloud”, aún le quedan apuestas por hacer para cambiar fundamentalmente el ecosistema. Con una creciente lista de “frenemies” (SAP, Amazon, IBM, Adobe, entre otros) el escenario se le puede complicar. La adquisición de Salesforce mandará fuertes señales a la industria y solidificará la posición de Microsoft como el principal player de soluciones en la nube y en le software de negocios, ayudando a las compañías desde las más variadas plataformas, desde Office 365 a ERP al marketing con data, todo conectado e integrado de manera eficaz y eficiente.

Para los anunciantes, la adquisición sirve para hacer más robustos a los productos de Salesforce . Ya tienen una posición fuerte con empresas líderes como Unilever, Nestle & Coca Cola, que usan sus productos.  La futura integración al ecosistema de Microsoft permitirá construir puentes entre los mundos de IT y de Marketing. Según el estudio de Accenture CMO-CIO Disconnect Studio , solo 1 de cada 10 ejecutivos de Marketing & IT creen que se dé una adecuada colaboración entre CMOs y CIos en sus organizaciones. Tal vez Microsoft sea quien se encargue de unir estos 2 mundos.

Resumen

Aunque la adquisición de Salesforce por Microsoft es aún especulativa, la misma le daría grandes y tangibles oportunidades para mejorar sus credenciales y capacidades como la principal empresa de soluciones de cloud marketing. Microsoft es uno de los pocos jugadores capaz de hacer realidad esta compra . Sin embargo, más allá de la tecnología y el software en sí, una pregunta clave es si Microsoft podrá amalgamarce con el éxito Benioff y la cultura Salesforce o lo terminará sofocando como sucede a menudo con otras adquisiciones. En el primer caso podría ser la “sacudida cultural” que muchos creen que Microsoft está necesitando para elevarse por encima de sus competidores.