Noticias

POV: Instagram video

Antecedentes

El 20 de junio de 2013 Instagram añadió una nueva funcionalidad que permite a los usuarios realizar videos directamente en la plataforma. Esta novedad llega justo después del reciente lanzamiento de Vine por parte de Twitter.

Detalles

Hasta el momento Instagram, adquirida por Facebook en el 2012 por un billón de dólares, era una red social únicamente de imágenes. La plataforma se ha distinguido siempre de otras aplicaciones de fotografía  por su sistema de filtros con los que permite a los usuarios editar las imágenes en sus teléfonos móviles justo antes de compartirlas. La red fue creada como una plataforma exclusivamente móvil, pero con el tiempo permitió el acceso limitado a la aplicación a través de su página web.

Con la nueva posibilidad de publicar videos, los usuarios serán capaces de crear clips de hasta 15 segundos de duración, aplicar filtros a los mismos e incluso eliminar segmentos no deseados antes de publicarlos. Los usuarios, sin embargo, no serán capaces de publicar pre-existente contenido en la plataforma, ya que los videos deben ser creados directamente desde sus teléfonos móviles (por ejemplo, no estará permitido publicar spot televisivos de 15 segundos). Esta nueva funcionalidad está disponible para todos los usuarios en teléfonos iOS y Android.

Implicaciones

Esta novedad debería ayudar a las marcas a tomar ventaja de sus seguidores en Instagram a través de la creación de breves piezas de contenido multimedia. Hasta este momento, las marcas que quisieran crear y compartir videos debían utilizar YouTube, que implica un proceso de creación mucho más complejo, o Vine, que se posiciona como el competidor directo de Instagram en este nuevo servicio. Vine, lanzado en enero de este año, ofrece un producto similar pero con características ligeramente distintas.

Mientras que los videos en Vine son más cortos y reproducidos en modo repetición, muchos usuarios encuentran difícil producir contenido de calidad en la plataforma. Los videos en Instagram, por otra parte, son más flexibles y 60% más largos. Las posibilidades de añadir un filtro y editar el video son también únicas a la plataforma e incrementan las posibilidades de las marcas a la hora de producir contenido.

Tanto Instagram como Vine utilizan el sistema de #hashtags para facilitar la búsqueda de contenido, las cuales no son reconocidas por Google o ninguna otro motor de búsqueda. La búsqueda de determinados videos por parte de los usuarios debe ser realizada directamente en Instagram o Vine. Los videos en YouTube, por el contrario, sí son compatibles con las búsquedas en Google.

Resumen

Teniendo en cuenta que el número de usuarios de Instagram es diez veces mayor que en Vine, aquellas marcas que aún no hayan empezado su actividad en Vine posiblemente no acabarán de hacerlo. Aunque las posibilidades creativas de Vine son muchas, la mayoría de las marcas no tienen la capacidad o el tiempo para ejecutarlas con propiedad. Un sector minoritario, sin embargo, quizás encuentre la autenticidad de Vine más compatible con la personalidad y el posicionamiento de su marca. Con el tiempo veremos si Facebook tiene la capacidad de acabar con los seis segundos de fama de Vine o si, por el contrario, la industria puede vivir con ambos formatos y con todos los que con mayor seguridad aparecerán en el futuro.